Fuera de Serie Perú

El deporte peruano hacia el bicentenario

Entre la renuncia de Kuczynski y la asunción de Vizcarra, las prioridades del Ejecutivo hacia el bicentenario parecen correr hacia otra dirección: Dentro de las metas en torno al desarrollo y promoción del deporte que propuso cumplir Peruanos Por el Kambio (PPK) en su plan de gobierno al 2021, los objetivos a mediano plazo no han sido alcanzados a cabalidad y los proyectos restantes no tienen fecha de agenda. 

La correcta realización de los Juegos Panamericanos Lima 2019 resultó en el regreso del deporte peruano a la palestra del interés ciudadano. A inicios de su mandato, la administración Kuczynski propuso que la organización del evento sea declarada “de prioridad nacional”. Cien días fue el cálculo que PPK estimó para la creación del Comité Ejecutivo que evalúe el Plan Maestro para Lima 2019 y la promulgación decretos de urgencia que faciliten la aceleración de los procesos ante el Sistema Nacional de Inversión Pública. 

Sin embargo, este no fue el único proyecto que formó parte del pliego de propuestas en cuanto a la promoción de actividades deportivas, una serie de iniciativas quedaron fuera de la vista del Estado conforme la crisis política se agudizaba en el país. Conoce cuál es el estado de las de las otras promesas más importantes que el último gobierno le hizo al deporte nacional hacia el bicentenario.

Mecenas para el deporte

La primera de las metas del gobierno pepekausa era modificar el Decreto Supremo N° 011-2010-ED. Esta resolución firmada por el expresidente Alan García declara de interés nacional la promoción y el financiamiento del desarrollo del deporte de alta competencia y el desempeño de los seleccionados nacionales en el circuito olímpico. Además, autoriza al Ministerio de Educación “a realizar las acciones que sean necesarias” para promover el mecenazgo del sector privado a deportistas de alta competencia.

El plazo establecido por su plan de gobierno apuntaba a que la propuesta sea cumplida al 2017. No obstante, un mes antes de que Kuczynski asuma como presidente, el Congreso promulgó la Ley Nº 30479 que tiene por objeto promover el mecenazgo deportivo de las personas naturales o jurídicas de derecho privado para la difusión y promoción del deportista. Por lo tanto, el rango de acción del Ejecutivo en torno al mecenazgo deportivo quedó restringido a aprobar el reglamento de la Ley a través del Decreto Supremo Nº 217-2017-EF.

A pesar de que la norma se encuentra publicada desde el 2017 en el portal del IPD, aún no se ven resultados concretos.

¿Presupuesto para el deporte?

Dentro de los lineamientos estratégicos que planteó en el 2016 se encontraba aumentar el presupuesto público asignado al sector deporte hacia el bicentenario. Para esto, era preciso contar con el apoyo del Instituto Peruano del Deporte (IPD) para realizar un documento oficial que de cuenta de la situación del deporte nacional. Si bien se propuso concluir el proceso al 2017, no es hasta el año siguiente que el IPD publica el Programa Presupuestal “Incremento de la práctica de actividades físicas, deportivas y recreativas en la población peruana”. En él, se concluye que “si bien la práctica del deporte se ha incrementado ligeramente, aún existen altos índices de sedentarismo en el Perú”. Asimismo, establece que “la mayor parte de la población peruana aún no incorpora el deporte como parte de su rutina diaria o semanal”.

Muy aparte de las reflexiones que ofrecía el documento, su finalidad era la de fundamentar el aumento paulatino del presupuesto anual que el Ejecutivo destina al sector deporte. Según los datos del Ministerio de Economía y Finanzas, este monto fue S/ 2,942’956,756.00 para el 2018, mientras que para el 2019, año en que se desarrollarían los Juegos Panamericanos en la capital del país, este presupuesto ascendió a S/ 3,160’862,755.00. Sin embargo, para el siguiente año y contrario a lo planteado, el MEF ha presupuestado un total de S/ 1,314’229,687.00 para el sector, una cantidad casi tres veces menor que la anterior.

El patrón es preocupante, ya que la evidencia indica que el deporte nacional al bicentenario tendrá mucho menos presupuesto para poder consolidar los avances realizados en torno a los Juegos Panamericanos. El correcto mantenimiento de la infraestructura heredada de Lima 2019 es tan solo uno de los objetivos que ha planteado su comité organizador hace unos pocos días, dificilmente será posible si año a año el sector cuenta con menos recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *