Fuera de Serie Perú

María Belén Bazo: “Compito contra chicas que viven del deporte y reciben mucho más apoyo que yo”

Desde Buzios, Brasil, María Belén entrena para representar al Perú de la mejor manera en las Olimpiadas de Tokio 2020.  

Desde los once años María Belén Bazo compite en windsurf. – Fuente: Instagram

Desde Brasil, María Belén Bazo, atleta nacional de windsurf, cuenta su historia, cómo se está preparando para las Olimpiadas de Tokio 2020 y sus difíciles momentos como deportista. Tras una decisión drástica y luego de mucho tiempo de preparación, se mudó a Buzios para entrenar por primera vez con un entrenador personal. Con 21 años, ha sido tres veces campeona sudamericana, tercer puesto en el mundial juvenil y en el campeonato europeo del 2017, campeona nacional y tercer lugar en los Juegos Panamericanos Lima 2019. Todavía quiere mucho más.

Luego de los Juegos Panamericanos Lima 2019, le dieron más apoyo; tras clasificar a las Olimpiadas de Tokio 2020 decidió dar un cambio radical en su vida. “Decidí irme de Lima porque siempre estaba saltando de entrenador en entrenador porque nunca tenía suficiente presupuesto para pagarme [uno personal] yo sola. Después de los Panamericanos nos dieron un poco más de apoyo, entonces logré hacer una base”, narra María Belén.

En los Juegos Panamericanos de Lima quedó tercera y fue la única peruana en lograr una medalla en esta categoría. – Fuente: Instagram

Fue así que en octubre se fue a Buzios para entrenar por tres meses intensos con Ricardo Santos. Lo conoció en Paracas y, según contó la deportista, él le dijo: “puedes mejorar mucho, pero tienes que hacer un gran trabajo estos últimos diez meses hasta los Juegos Olímpicos para que lo hagas bien”. Tras eso, María Belén decidió mudarse y contratarlo a tiempo completo.

Allá entrena seis veces a la semana, cinco veces en el agua y seis en el gimnasio. “Ahora, por primera vez tengo entrenador de windsurf, entrenador físico, psicólogo y me hacen pruebas de fuerza para ver qué me falta por mejorar. Eso en Perú no existe, vengo a Brasil porque en Perú no hay”, añadió.

Desde los seis años, Bazo compite en algún deporte. Comenzó en gimnasia artística y recién a los once años se pasó al windsurf: “Siempre me encantó el mar y la naturaleza y mi papá corría olas, pero en el club [Regatas, donde entrenaba] no había academia de surf, solo había de windsurf que era lo más parecido. Desde ahí me encantó”, recuerda. Allí ingresó al equipo olímpico para competir a nivel sudamericano y mundial, pero durante su época escolar era difícil entrenar ya que salía muy tarde del colegio y solo tenía los fines de semana para practicar en la bahía de Paracas.

María Belén es amante de la naturaleza y del mar. – Fuente: Instagram

“Durante el colegio competía, pero nunca resalte a nivel internacional. Cuando salí del colegio, en el 2016, decidí tomarme un año sabático y dedicarme por completo a ver qué tanto podía mejorar. Yo sentía que tenía mucho más potencial si navegaba más”, dijo. La confianza en sí misma y el entrenamiento con un instructor reconocido a nivel mundial, la llevó a ocupar el tercer puesto en el campeonato mundial juvenil en Nueva Zelanda en diciembre del 2016. 

Fue el campeonato que más disfrutó. Su esfuerzo le permitió dar un salto abismal en su ránking como deportista. Por otro lado, su hermano también compitió, sintió el apoyo y el lugar le encantó. 

Uno de los entrenadores que más recuerda en su vida como deportista y al que agradece es el que la entrenó para este campeonato en Nueva Zelanda. “De agosto a diciembre había un entrenador súper profesional, Pierre Lokette, que estaba disponible porque ahí acabó la campaña olímpica de Río 2016. Él había entrenado al mejor de Alemania, lo conocí en un campeonato y nos llevamos súper bien. Me dijo: ‘está bien, apenas termine la campaña te voy a entrenar por esos seis meses para el campeonato mundial juvenil’. Él hizo que logre la medalla en verdad”, contó María Belén. 

Para ella, el deporte en el Perú recién está comenzando. Sin embargo, eso no quita que la mayoría de veces sienta la falta de apoyo del Estado: “Si comparamos la situación del Perú con otros países, no nos dan casi apoyo. Eso hace que nos sintamos en una situación de injusticia porque compito contra chicas que viven del deporte y reciben mucho más apoyo que yo. Y, no sé, probablemente nos esforcemos igual o más, pero igual me ganan simplemente porque tienen más apoyo”, asevera. 

En Brasil -a donde se fue para entrenar con un instructor de gran nivel y por primera vez uno personal y a tiempo completo-, la deportista tiene en mira las Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde su objetivo es quedar entre las diez primeras -aunque asegura que si durante el entrenamiento puede apuntar más alto lo hará- y traer un gran logro a Perú. 

María Belén tratará de quedar en las 10 primeras del mundo en las Olimpiadas Tokio 2020. – Fuente: Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *