Fuera de Serie Perú

Trampolín a la fama

Por Nicolás Altamirano

Con el cierre del Congreso, la necesidad de encontrar voces nuevas que llenen los espacios vacíos dejados por nuestros anteriores parlamentarios se ha vuelto urgente. Sin embargo, a falta de poco menos de una semana para que termine el plazo determinado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para la presentación de listas de candidatos, personajes pintorescos con pasado en nuestro deporte nacional asoman para llegar a un escaño. 

Los exfutbolistas Percy Olivares y Marko Ciurlizza han sido ya registrados en las listas de Contigo y Solidaridad Nacional, respectivamente. Que no cause extrañeza ver sus rostros junto a los de Heresi y Sheput o Bartra y Vilcatoma. Por supuesto que, como cualquier ciudadano de a pie, son libres de ejercer su libertad de votar y ser votados, pero si el único activo en el que se amparan es el de haber vestido el uniforme peruano, no basta. Lo esperable es que trabajen para que quienes los sucedan la tengan menos difícil.

Sin embargo, de todos, solo Noceda puso en agenda la promoción del deporte al declarar de interés nacional la creación de un Ministerio que vele por el apoyo a los atletas peruanos. Los demás pasaron sin pena ni gloria y decepcionaron a un sector de su público elector: los deportistas nacionales, quienes buscaban sentirse representados a través de ellos.

Ese viene a ser el problema del atleta nacional, laureado o no laureado, que postula a un cargo público: la obligación de responder por el apoyo a sus pares deportistas es una mochila dispensable ni bien ponen un pie en el hemiciclo.

Los Juegos Panamericanos fueron el claro ejemplo de que el talento existe, pero que necesita potenciarse. Para lograrlo, lo que necesitamos son autoridades preocupadas, que manejen una agenda pro deporte y es nuestra primera responsabilidad llevarlas al Congreso. Necesitamos parlamentarios que legislen para atacar la problemática que ellos mismos han sufrido.

No votemos por los que alguna vez estuvieron, sino por los que se van a preocupar por el sacrificio de los que vendrán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *